El Cormorán Grande: Desequilibrio

El Cormorán Grande: El Desequilibrio de una Población Silvestre Europea, Amenaza la Actividad Económica y Social de Varios Sectores de la Pesca y Acuicultura

por F Torrent Bravo, J P de la Roche y J. G. Casanovas

Resumen

El cormorán grande es una especie migratoria ampliamente distribuida a nivel mundial. El reciente incremento masivo de sus poblaciones en Europa, está generando serios problemas a todas las poblaciones piscícolas de nuestras masas de agua. En especial, se ven afectados el sector de la pesca y la acuicultura a nivel europeo, ya que su actividad económica depende de las poblaciones piscícolas.

En Europa, actualmente se importa el 65% de sus productos pesqueros, y el cormorán se considera ya,  como una seria amenaza al  abastecimiento propio de productos pesqueros. La actividad de la pesca recreativa y comercial artesana, y la propia biodiversidad se consideran amenazadas.

Todo ello, obliga a gestionar adecuadamente esta especie. En España, y a pesar de la particularidad de algunos casos, la efectividad de la gestión, dependería de una potencial  acción coordinada, para una especie de esta movilidad, lo cual se ve dificultado por las diferentes normativas y acciones autonómicas, que está agravando el problema.  Diversos colectivos afectados, desde la propia Administración, a los pescadores deportivos y profesionales y los piscicultores aúnan esfuerzos para buscar una solución urgente a esta problemática.

Especie

La especie de cormorán grande tiene una amplísima distribución mundial, encontrándose en todos los continentes salvo en la Antártida y Sudamérica. En Europa, tenemos fundamentalmente y relacionada con daños económicos y sociales, al cormorán grande con dos subespecies, muy similares. Una de ellas con hábitos más costeros, que es el cormorán atlántico (Phlacrocorax carbo carbo), y la otra de costumbres mas continentales, que es la (Phlacrocorax carbo sinensis).

La distribución de las dos subespecies es la siguiente (fig. 1: F. Kohl, EAA; 2010):

La especie es parcialmente migratoria, y en los primeros fríos, tras el periodo de reproducción, las poblaciones descienden al Sur de Europa. Y en España sufrimos una verdadera invasión de esta especie en estos meses.

Es una especie que se alimenta exclusivamente de peces, de manera generalista, adaptándose a la población ictícola que va encontrando. Su alimentación diaria está entre los 400 y 600 gramos diarios de peces, y pesca mediante la vista,  buceando incluso por debajo de los 10 metros.

Evolución de la Población

La población actual es enorme y está en fase de expansión, generándose unos conflictos de intereses muy importantes.

La estimación de las parejas reproductoras en el último censo de 2006, para el caso de la subespecie atlántica era de 52.143 parejas, y para el caso de la subespecie continental era de 232.311 parejas (fig.2: F Kohl, EAA; 2010)

Esta especie se reproduce a los cinco años, por lo que con esas parejas reproductoras, se estimaba la población de individuos en 1.424.000, y se estimaba para el 2010,  1.550.000 individuos En 1970, tan solo había censadas 43.000 parejas. En estos últimos años, la subespecie atlántica ha tenido una población ligeramente ascendente, pero en el caso de la subespecie sinensis, la población se ha multiplicado por 23 en los últimos 35 años (EAA, 2011).

Problemática y Daños Causados

El crecimiento de esta especie, ha originado una reacción de alarma ante la gravedad de los daños causados. En España, hace treinta años, era realmente complejo visualizar un cormorán en el interior, y hoy forman tristemente, parte del paisaje de nuestros ríos, lagos, y embalses. Las cabeceras de los ríos trucheros en el centro de España, los embalses más ricos en especies, los estuarios con esguines de salmón, las aguas litorales, los esteros de Cádiz y Huelva y tantos tramos de ríos con gestión de pesca deportiva y  piscifactorías, están continuamente acosadas por esta especie oportunista en los meses de invierno.

La estimación de la población en la Unión Europea de los 27 miembros en el 2007, era de 750.000 ejemplares, con un consumo diario de 375.000 kilos de pescado, equivalente a un consumo anual de 130 millones de kilogramos (FEAP; 2012).  La tendencia sigue siendo de crecimiento a pesar de las medidas tomadas, y está previsto realizar un nuevo censo en el 2013, dentro de la Plataforma Europea del cormorán.

 Acciones de la Unión Europea y Conclusiones

La especie está incluida en la Directiva de Aves, pero en el año 1997, se  elimino del listado de especies en estado delicado de conservación. Los estados miembros pueden recurrir a la derogación de las medidas generales de conservación de la Directiva, si existen daños por la especie, y deben informarlo a la UE. Sin embargo, la interpretación de las razones de esta derogación, no están claras, y nos encontramos con distintas interpretaciones en los estados miembros.

En la UE, se han realizado varias acciones importantes, el proyecto de REDCAFE (Reducción del conflicto cormorán pesquerías a nivel europeo; 2000 – 2001), con 25 países participantes. Posteriormente se continuo con la acción COST, denominada INTERCAFE (Iniciativa interdisciplinaria a nivel europeo, para la reducción de conflictos del cormorán y las pesquerías; 2004 – 2008), con 17 países participantes. Tienen interesantes publicaciones para la gestión de las poblaciones de cormorán, con un verdadero derroche de imaginación (Cormorant management toolbox).

En Enero del 2010, el Parlamento Europeo, aprobó la elaboración de un “Plan de Gestión del Cormorán, para la reducción de sus daños”, que se ha visualizado en la creación de la plataforma Europea de cormoranes, denominada PROYECTO CORMAN. Esta, tiene previsto sacar un censo actualizado de cormoranes en primavera del 2013, y reúne información actualizada de este grave problema.

En España, no se está trabajando coordinadamente, para una especie que requiere acciones concertadas. Por el contrario, en Europa, hay una serie de medidas importantes tomadas,  todavía mejorables, y entre ellas están la destrucción de nidos y la eliminación directa de ejemplares, en aquellas zonas sensibles. Se intenta ajustar las poblaciones a niveles, que permitan compatibilizarlas con las actividades económicas. Se evidencia la necesidad de actuar coordinadamente, para el control de esta especie migratoria de gran movilidad.

Profesores de la ETSI de Montes, de la UPM de Madrid, intentan participar activamente en el problema, e intenta concienciar a las Autoridades Nacionales y Autonómicas de la necesidad de participar más activamente en la gestión adecuada de esta especie. La conservación, no puede ni debe estar reñida con la gestión de los recursos naturales, y esta especie requiere actuaciones para equilibrar la población.

2 pensamientos en “El Cormorán Grande: Desequilibrio

  1. Para salvar una especie, se ponen en peligro otras.
    Aqui, de donde soy Cantabria, se les veia en la costa y marisma; y ahora, en cualquier poza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *